Tratamiento Fibromialgia

Historia repetida, escuchada pero poco entendida. Los expertos en la materia continúan analizando los síntomas, efectos y desencadenantes de esta enfermedad silenciosa del siglo XXI.

Es necesario entender y saber que quien sufre de fibromialgia (con un diagnóstico médico formal), convive día a día con la desolación, la incertidumbre y la depresión. Me consta la decepción que provoca buscar información y encontrar blogs sin respuesta, estudios sin conclusiones, personas con las mismas inquietudes y sin solución. Por eso decidí compartir mi historia, la buena noticia es que si se puede mejorar la calidad de vida y llevar una vida normal.

Definición Medica:” La Fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida cuyo síntoma principal es el dolor crónico generalizado, que se localiza, esencialmente, en zonas musculares, tendinosas, articulares y viscerales, configura un grupo importante y heterogéneo de pacientes, que requiere un enfoque individualizado. Algunos de los síntomas comunes de la enfermedad son dolor crónico en todo el cuerpo -aunque es más prominente en cuello, hombros, codos, caderas, rodillas y espalda y pecho-, también puede producir: dificultad para dormir, rigidez, fatiga severa, pérdida de memoria y dolores de cabeza.El diagnóstico se establece por dolor generalizado y sensación dolorosa a la presión en al menos 11 de los 18 puntos específicos desencadenantes o “trigger points”.

Mi Historia: Continúan así las interrogantes de si esta enfermedad, responde a un cuadro Sicológico o psiquiátrico asociado a trastornos de ansiedad y/o depresión,o son dolencias físicas vinculadas al sistema nervioso central. Lo cierto es que no existe un diagnóstico clínico preciso que revele padecer de fibromialgia, (los resultados de laboratorio en general son perfectos). Hoy me pregunto si la depresión y el estrés desencadenan esta enfermedad, o es la fibromialgia quien provoca este cuadro.

  • Diagnóstico: Fui diagnosticada con fibromialgia en el año 2008, a los 24 años de edad. El diagnostico derivo de una revisión física, en una clínica muy conocida de Uruguay, el resultado de esa revisión: respondí con dolor al tacto en los 18 puntos.

El tratamiento que me proponían era muy costoso y además consistía en: pastillas, antidepresivos, ansiolíticos, inyecciones, equipos de última generación, etc., que tampoco me convencían demasiado. Decidí en ese momento no someterme a ese tratamiento y asistir a mi mutualista, lo que derivó en más estudios: placas, radiografías, ecografías…. El tratamiento planteado fue Fisioterapia, con lo cual no logre ninguna mejoría pero si una gran desilusión. Y la pregunta es siempre la misma: ¿no hay cura para esto? ¿Cómo será mi calidad de vida de acá en más?

  • Transcurso de la enfermedad: Los años fueron pasando, el dolor se focalizó en el lado izquierdo de mi cuerpo, un dolor intenso que cruzaba del omóplato al pecho (podría definirlo como un puñal). Me costaba reincorporarme cada día, pero lo hacía cada mañana para ir a trabajar y luego a estudiar, mis jornadas eran largas, pero nunca desistí de levantarme cada mañana para empezar mi jornada. Durante el día las molestias me dejaban en paz y podría hacer mi vida normal. Es increíble como el ser humano se acostumbra al dolor, a dormir y amanecer con él.
  • Manifestación de estar al límite: En el año 2011, el dolor de siempre simplemente decidió no irse y acompañarme el día entero. Es una enfermedad cruel, va cambiando tu estado de ánimo, te aisla de tus rutinas diarias, te vas refugiando en aquello que te da algo de placer, en mi caso particular, me alimentaba mal, la ansiedad produjo en ese año comer más de lo normal y así la depresión apareció, tan silenciosa como la fibromialgia misma.

Recuerdo aquel sábado como si fuera hoy, mi novio se dio cuenta que ya no levanta el brazo derecho para hacer las cosas básicas del día a día (todo lo hacía con el brazo izquierdo y no lo había notado) además no caminaba bien, sitia un desnivel al trasladarme, casi arrastraba la pierna derecha. Esa fue mi manifestación física de que lo que padezco era real, a pesar que mis estudios médicos eran perfectos.

Termine en un quiropráctico para que me sacara de ese estado, mi pierna izquierda estaba acortada 10cm y el brazo derecho casi sin poder moverlo, totalmente caído, toda esa manifestación fue producto de la gran tensión muscular que tenía que provoco aquel desastre. El dolor de llevar mi cuerpo a su lugar…. difícil de transcribirlo en unas líneas.

Fue ese día, con un alivio transitorio que tome la decisión de curarme, no veía mis próximos años viviendo así y contra todos los pronósticos de quienes manifiestan no tiene cura, logré curarme, porque tome la decisión real de hacerlo y dejar de quejarme.

  • ¿Cómo curarme por dónde empezar? Comencé por donde todos lo hacemos, busqué información en internet, donde todo estaba bastante confuso y contradictorio. Tenía un bibliorato completo de información, estudios médicos, congresos, que me fueron de gran utilidad, para entender el mecanismo de esta enfermedad. Logré unificar todos los estudios que recomendaban que hacer para mejora, pero que a su vez no daban garantía de éxito.
  • Tomar una decisión: Cuando tú tomes la decisión de curarte y dejar de preguntarte por qué te toco a vos, debes tener bien claro que no es fácil hacer el tratamiento que voy a exponer a continuación, requiere de toda tu fuerza de voluntad, fuerza interior que tengo claro se encuentra golpeada por la incertidumbre y desvirtuada por los dolores, pero que te aseguro que está ahí.

También es cierto que no todos somos iguales, que los síntomas no son siempre los mismos, pero está en vos ir probándote y descubriendo que es aquello que te da alivio. En mi caso como no lo sabía hice todo lo previsto para mejorar los síntomas de la fibromialgia.

  • Tratamiento: No sé cuál de todos los pasos que seguí fue decisivo para curarme, hoy llego a la conclusión que fue la fusión de decidir simplemente hacerlo todo junto.

Comparto con ustedes todos los pasos que efectué, cuyo orden que expongo es aleatorio, simplemente para describir el tratamiento, porque lo expuesto a continuación fue realizado en forma simultánea.

Tenés que estar preparado porque las 3 o 4 primeras semanas son intensas, no te olvides que estarás atacando a la enfermedad por todos los puntos posibles, y la fibromialgia (te aseguro), reacciona ante este cambio y te llevara al grado máximo de dolor. Reaccionará de la peor manera ante el ataque que le vas a producir, pero la buena noticia es que le vas a ganar.

Por eso es importante que no te frustres al principio (lo cual es muy común en nosotros), parece que nada funciono pero lo hará, por eso es importante que a pesar de los dolores, no dejes el tratamiento….

Los pasos a cumplir:

Primer paso: reconocer y aceptar que sufres esta enfermedad.

Es lo que te toco, es tu historia, aprendemos de cada cosa que nos pasa en esta vida, de esto también. Podes superar este obstáculo porque sos especial, porque tu esencia está intacta y porque sos más fuerte de lo que pensas.

Segundo paso: Aspecto emocional:

  • Familia, amigos, pareja: Que bueno es rodearse de gente que te quiere y se preocupa por tu bienestar, que lindo es tener amigos, un compañero/a de vida que te apoye o simplemente esa persona que está ahí y llena nuestra vida, ese familiar o amigo íntimo que te entienda.

No te quedes encerrado en tu casa, es tan esencial reír y divertirse con amigos con quienes compartir lindos momentos, no te aísles más. las reuniones sociales son fundamentales, ¿cómo cuesta arrancar verdad? Pero que bien se siente cuando decidiste hacerlo.

Me rodee de gente que me levanto el ánimo 1000 veces sin saberlo, reír hace que te olvides de cualquier dolor físico, una película, contar historias, acordarse de anécdotas…

  • Trabajo, estudio: Las personas que estudian esta enfermedad desde el lado espiritual sostienen que es la “enfermedad de los cambios” que se manifiesta como un aviso de que tienes algo que cambiar en tu vida; revisa tu presente y tus metas futuras. Empezar hacer aquello que quieras hacer y no que tengas que hacer…. lo que te hace feliz, lo que te hace sentir pleno, estar en la misma rutina puede empeorar tu situación, es hora de cambiar si consideras que tienes que hacerlo, siempre que estés conforme y contento de ir cada día de ir a tu trabajo estas por buena camino, si no estás conforme, puede que ese sea uno de los motivos por los cuales esta enfermedad se manifiesta, capaz necesitas un cambio de rumbo, de empleo, de carrera; el cuerpo pasa factura cuando estamos desconformes.

En mi caso particular tuve cosas que dejar atrás y emprender otros caminos, porque nada en ese momento fue más importante que mi salud.

 

Tercer paso Terapias:

Es cierto que realizar distintas terapias en forma conjunta no es barato, se requiere una inversión, tuve que dejar algunas cosas para pagar estos tratamientos, pero como dije en principio mi salud estuvo en primer lugar cuando tome esta decisión.

  • Terapia shiatsu: El desequilibrio emocional que produce la fibromialgia es devastador, opte por realizar un equilibrio no solo físico sino interno, esta terapia (en la cual continuo hasta el día de hoy,) me sirvió muchísimo. Tu equilibrio interior es tan fundamental como el exterior, pueden servir el reiki o shiatsu. Lo recomiendo una vez por semana y cuando logres el equilibrio cada 15 o 20 días. En mi caso hoy solo voy una vez por mes.
  • Quiropraxia: en principio vas a necesitar un quiropráctico calificado, recomendado, de tu confianza que ayude a tu cuerpo a estabilizarse ya que las malas posturas (producto de los dolores y buscar las posiciones más cómodas), hicieron que tu cuerpo este seguramente desnivelado. Recomiendo quiropraxia en un periodo de 3 meses una o dos veces por semana, según el diagnóstico y el estado que considere en su evaluación el especialista.

Fue lo más difícil a lo que tuve que someterme, cada sesión significaba llanto asegurado. El quiropráctico que atiende a una persona con nuestro diagnóstico, no va a poder creer como llevamos una vida normal y hacemos actividades con los músculos en esas condiciones y con esa rigidez.

El especialista me ponía el ejemplo: tener que derrumbar una pared para poder hacer masajes… después de meses, se logró realmente aflojar ese muro y que aparecieran las contracturas. Es muy doloroso, pero con el tiempo los frutos son más que positivos; es importantísimo el estiramiento durante este proceso porque es normal tener los músculos acortados.

  • Homeopatía: En mi caso no utilice medicina alternativa ni tradicional, pero en caso de tener confianza en estas terapias no está mal contar con ellas, consultar con un homeópata calificado.

 

Cuarto paso: Actividad física

En general los estudios realizados sobre la fibromialgia recomiendan hacer una actividad física suave. No estoy totalmente de acuerdo, es real que una vez que empezamos con una actividad física o arrancamos de cero, lo mejor es hacerlo de menos a más, pero creo que ninguna actividad física debería estar prohibida para nosotros. En principio todos ejercicios nos van a doler y molestar, las primeras semanas en el gimnasio son durísimas, pero pensá que llevas tu enfermedad al extremo y esa transición es dolosa pero con el tiempo tendrás los frutos. No dejes de ir al Gimnasio. Llegué a ir doblada como un camello de dolor y cansancio y salir derechita y feliz. Ningún tirón o dolor producto del ejercicio es más fuerte que los dolores a los que estamos acostumbrados a padecer….

Que les recomiendo: Zumba, baile, correr, caminar, hace step, aeróbica (si no coordinas no importa en principio nadie lo hace) gimnasia local, aparatos, natación, etc.. Todo sirve, probate y descubrí que sirve más para tu caso particular y que te divierta más.

No te niegues hacer nada, porque lo que debería estar realmente prohibido para nosotros, es quedarse sentado en el sillón cuando termina tu jornada diaria, tomando ibuprofeno, ansiolíticos o antidepresivos, comiendo y mirando Tv.

Quinto Paso: Alimentación Comer sano y más.

El cuerpo necesita proteínas y carbohidratos para conseguir una correcta función muscular. Si el cuerpo no tiene el suficiente “combustible”,  tomará los nutrientes esenciales de los músculos, causando un gran desgaste en los mismos y dolor.

Hay alimentos que producen inflamación de los músculos, al estudiar la composición de los mismos, hay algunos no aptos para los que sufren de fibromialgia. Beber gran cantidad de líquidos le ayudará a limpiar el cuerpo de toxinas (agua mineral, infusiones y zumos de frutas y verduras frescas)

Cuando decidas empezar este cambio durante el tratamiento no está recomendado:

  1. Alcohol.
  2. Azúcar blanco.
  3. Miel.
  4. Comidas procesadas (0 harina) Lo más indicado es evitar las comidas procesadas, y las harinas refinadas.
  5. Fritos y grasas.
  6. Pimientos verdes, berenjenas, tomates y papas . Estos alimentos contienen una sustancia llamada solanina, que interfiere con procesos enzimáticos, causando dolor y sensación de malestar.
  7. No consuma carnes rojas grasas, opta por carnes magras y no más de 1 vez a la semana. Las grasas saturadas aumentan los niveles de colesterol e interfiere con la circulación. Además promueven la respuesta inflamatoria y aumenta el dolor
  8. En caso de verse alterado el sueño no consuma cafeína, alcohol, ya que pueden causar fatiga, aumentar el dolor y perjudicar el descanso nocturno

No te olvides que estas en un tratamiento para curarte, no para adelgazar, por lo tanto no hay días libres ni permisos. Tenes que compartir con los demás lo que te pasa para que te ayuden, si los demás saben que estas en un tratamiento para curarte, siempre van a tender a ayudarte. Cuando salía con mi marido o mis amigas buscaban lo más adecuado para alimentarme.

Pero como bien dije es un tratamiento con principio y fin, una vez terminado el proceso podrás comer sin problemas cualquiera de estos alimentos, pero sin abusar, en forma moderada.

Alimentos beneficiosos: Mantener una dieta bien balanceada consistente en un 50% de alimentos crudos y zumos frescos y hechos en casa de verduras y frutas

  1. Verduras (excepto las mencionadas en el apartado de alimentos prohibidos).
  2. Frutas
  3. Cereales integrales
  4. Frutos secos y semillas.
  5. Pollo sin piel.
  6. Pescado
  7. Arroz Integral, galletas de arroz
  8. Lácteos descremados (yogurt, leche, queso) con moderación

Otras recomendaciones:

  • Si debes permanecer sentado, levántate y pasea de vez en cuando.
  • Se puede aplicar calor en las zonas más dolorosas (con bolsa de semillas).
  • Ducha o un baño con agua caliente al levantarte o antes de acostarte.
  • Es muy importante aprender a llevar tu propio ritmo, descansar con frecuencia, dormir 8 hs diariamente
  • Beber mínimo 2 litros de agua diario, es común hacer retención de líquidos debido a esta enfermedad, opté por el yuyo “Cola de caballo”, que es diurético y depurativo.
  • Cremas relajantes en el área de dolor.

Debemos tener en cuenta que, aunque inicialmente se presenten síntomas severos de fibromialgia, con descanso, ejercicio, calor local, terapia, siguiendo una dieta sana, estará el secreto de la cura.

Es verdad que las manifestaciones de la fibromialgia varían de un paciente a otro, por esto es muy importante que las personas que la padecen, aprendan cómo responde su cuerpo a la enfermedad, ya que así podrán contribuir de manera muy significativa a su propio tratamiento.

Conclusión: El tratamiento que cumplí al pie de la letra y no involucraba medicación de ningún tipo, me sirvió y me curo, está en ti probarte y determinar que ejercicios físicos son los más convenientes para tu caso. Recién a los tres meses de haber empezado pude sentir alivio de verdad.

Y una mañana desperté sin tener ese dolor que me cruzaba de la espalda al pecho después de cumplir 6 meses de tratamiento, casi no podía creer no tenerlo, me reía y lloraba al mismo tiempo, porque había funcionado, cumplí al pie de la letra algo que no estaba segura que funcionaria, por más que tenía toda la fe y confianza en que se podía lograr. Agradezco a las personas que se cruzaron en mi vida y acompañaron en este camino y que tanto me ayudaron, recorda que este recorrido no lo harás solo.

Ese día en el que tú te levantes o te vayas a dormir en la noche, sin dolor y estés feliz y aliviada/o, voy a haber cumplido mi misión. Si una persona por lo menos, puede curarse por lo que expuse, estaré satisfecha. Ser solidario con el otro gratifica el alma.

Dayana

Una mujer al mando